miércoles, 13 de junio de 2012

Diálogo con fondo frío de TV.



-    Sí, pero a mí no me gustan las flores.
-    Es como algo típico, o te gustan o las detestás.
-    No sé si es tan así. Las flores de tiempo me gustan.
-    ¿Flores de tiempo?
-    ¿No las conocés?
-    No.
-    Si te digo arché y ápeiron, ¿te suena?
-    Chiquita, acabaste de leer un poco de filosofía griega y te hacés la importante. Sí, algo acerca del principio y el equilibrio, que después se relaciona con el budismo. O antes. ¿te suena el budismo?
-    Ja! Me olvidaba de que hablaba con Tales de Mileto. Pará, en serio, tiene que ver con eso, ¿no leíste lo de las flores de tiempo en Anaximandro?
-     Que yo recuerde, no.
-    Cuando escribe sobre el solsticio, dice que al momento de darse la noche más larga, se puede percibir la flor de tiempo que avisa que se ha hecho justicia, que algo ha vuelto a su equilibrio.
-    Yo no leí nada de lo que decís. ¿y qué es esa “flor de tiempo”?
-    Bueno, es que el tipo lo avisó pero pasaron como mil quinientos años para que Ptolomeo describiera el fenómeno. En realidad, se puede ver en los polos, cuando se producen las auroras polares.
-    Entonces…
-    Entonces, se ve como una flor sin color, como si recortaras en la oscuridad una imagen con forma de flor, y se proyectara la luz de fondo. Pero en el caso de la flor de tiempo, según Anaximandro, es como un espacio neutral, vacío, algo así, que indica que algo se equilibró. O sea, en ese momento, el mundo se pone en orden, aunque sea por un instante.
-    ¿Y la explicación científica?
-    ¿Qué explicación?
-    Claro, si es que se da ese efecto, como decís, debe ser por la aurora, algún reflejo, algo así. No es nada de “equilibrios”.
-    Explicación científica no hay, que yo sepa. Se da y listo. Y quizás sea así, ¿por qué no? ¿Qué ganás con tu explicación científica?
-    No gano nada, tranquila.
-    Yo estoy tranquila, pero vos no contestabas así. Antes te sorprendías.
-    Antes me querías.
-    Sos un idiota, qué te pasa.
-    Nada
-    Veo, no te pasa nada.


Over.

1 comentario:

Eunice Di Giorgio dijo...

Uf, si habré tenido de estas conversaciones (?). Me gustó.