jueves, 20 de septiembre de 2012

Pozo negro




Un amor, aquí y ahora,
sería como una amenaza,
la línea negra de nubes al sur,
cerca del río, agazapada.
Sería una estocada, un salto,
el filo de tu mente en mi mente  .

Un amor real, aquí y ahora,
digo, es como un resumen imposible
de muertos y olvidados,
de niños dormidos, naciendo.
Sería alarmas y sobresaltos;
el goteante insomnio del verano.

Un amor real como una película
velada por la luz del mediodía,
ansioso por roer la sangre,
sin freno, a miles de kilómetros
Un amor, aquí y ahora,
mecido por tus manos, asusta.


Over.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nunca opino acá, sabés. Pero esto que pusiste es hermoso. Es increíble que lo puedas escribir tan bien. A lo mejor porque sé lo que signifca. Es por lo que no dejo de quererte, aunque debería....

Hernán Galli dijo...

Nunca opinás acá, lo sé. ¿Es hermoso el contenido o el poema? ¿Es un poema? No es increíble. Sí. No lo hagas.

Eunice Di Giorgio dijo...

La experiencia, vistes.