miércoles, 29 de octubre de 2008

Pozo negro



Ya recortada la tormenta, sitiada.


Perfora la distancia con tus ojos
Bebe en mí, la sangre de tu tiempo
Soy manos, todo manos, me aquieto.

Esta calma de amores muertos, no temas
Armo en ti la fe que me presume,
Soy medida de los años apagados por traición

Soy, en gran medida, huella de tus pasos
De tu inofensivo rencor, de tu cuota de paz.
Soy, sin mediar escapatoria, la tormenta sitiada,
La distancia, mi tiempo y el tuyo.



Over.



2 comentarios:

Irina dijo...

Soy, en gran medida, huella de tus pasos
De tu inofensivo rencor, de tu cuota de paz.
...

Soy la distancia

....

Ser silencio, huellas, rencor por paz... me dejas compliquete el día luego de leer esto....

Bueno, me llamo Irina, dusruté harto leer esto.

Hernán Galli dijo...

Qué bueno! Gracias por comentar.
No te compliques!

Está bueno eso de "estar atentos a que nada suceda"!!