jueves, 14 de agosto de 2008

It's raining again in Baltimore





Errática y destemplada, la carrera de los Counting Crows se ha ido golpeando contra el tiempo, aunque ha sido tan decente que no hay lugar para rencores. Al igual que Bioy Casares en la literatura, su primera obra sigue siendo la mejor, algo que se repite con cierta asiduidad en esto de las letras y la música. Sería como prepararse mucho tiempo para decir algo, decirlo, decirlo de manera brillante, y cometer el error de seguir diciendo. Porque está todo dicho.

Después de 6 años sin editar discos (tiempo que les tomó a los Beatles o a The Police para sacudir al mundo), Adam Duritz vuelve con Saturday Nights and Sunday Mornings, un disco sorprendente y extraordinario. Después de Hard Candy (2002), uno podía sellar la suerte de esta banda. Y sin embargo regresaron para anunciar no sólo que están vivos sino que tienen cuerda para un rato largo.

Aquel imbatible August and Everything After (1993), todavía hoy, quince años después, uno puede pasar la noche entera escuchándolo una y otra vez. Y se podría también cerrar el tiempo y saltar a este último disco, digno segundo de aquel primero. Adam Duritz sigue teniendo el dolor en la garganta, con la queja mezclada del blues y el folk, al servicio del pop. Su letanía de abandono sigue en pie para conmover. Y golpea su tono como golpea un bandoneón o una armónica en medio de guitarras estridentes.

El pulso en las letras sigue vivo: Como dice en Come around: “Have you seen the little pieces of the people we have been? / Little pieces blowing' gently on the wind”, o en la rockera Hanging Tree: “You open windows, and you wait for someone warm to come inside, / and then you freeze to death alone”

El “concepto del disco” es demasiado simplón, con la idea de una primera parte más rocker (Saturday Nights)” y una segunda parte más suave (“Sunday Mornings”). Serán un estereotipo, pero en mi experiencia, las noches de sábado y las mañanas de domingo no están tabuladas tan drásticamente.

Over.

2 comentarios:

La niña santa dijo...

Qué bueno, me voy a bajar el 1º porque siempre quise algo de estos muchachos pero me olvido! Bajar música requiere de mucha memoria.
Me gustó leerte haciendo reseñas, son lindas. Más cuando se trata de una banda poco comentada en los blogs que uno frecuenta. Yo tenía pensado hacer un repaso por Simply Red, que es una banda que me encanta, me cierra por todos lados, y justo ayer vi el video de Stars y me cagué de la risa, es malísimo! jaja Vamos a ver cuándo me pongo a escribir sobre ellos.
Un beso!

eddie dijo...

August and everything after es un dicazo, est� bueno que se lo rescate, aunque claro, es inevitable que todos se queden (nos quedemos)con Mr jones. Lo mismo pasa con Live, s�lo se conoce Selling the Drama o con Spin Doctors, se conoce two princess y con mucha suerte pocket full of... And then, and then.
Bandas que crecieron al margen del Grunge pero con ciertos matices.
Yo, a la banda que vos dec�s la banco a muerte, hasta con el tema de Shrek.
Buen Post, Saludos.